Pantallas

La pantalla es un elemento que observamos todo el tiempo en un teléfono, pero ¿cómo han evolucionado a lo largo del tiempo?

La llegada del nuevo LG G6 ha supuesto una vuelta de tuerca más en el mundo de las pantallas para dispositivos móviles. Apuesta por una relación de aspecto de 18:9, muy parecida a la del Galaxy S8 (18,5:9); apartándose de lo más habitual hasta ahora en smartphones. Quizá no sea tan revolucionario o quizá si, eso con el tiempo se verá.

En el último MWC también asistimos al resurgir de un icono de la telefonía: el “nuevo” Nokia 3310. Si lo comparamos con el modelo original encontraremos que la pantalla ha evolucionado, algo que ha ocurrido en la telefonía móvil en general. A lo mejor es un buen momento para conducir nuestro DeLorean y repasar la evolución de las pantallas de los teléfonos móviles a lo largo del tiempo.

Nokia 3310

Nokia 3310

Estamos ante el original, corría el año 2000 y Nokia nos regaló un auténtico icono de la telefonía móvil que, 17 años después, sigue generando pasiones entre los usuarios. De este teléfono han corrido ríos de tinta digital sobre su durabilidad, y es que estamos ante uno de los dispositivos más redondos que se han creado.

Si nos centramos en la pantalla, este Nokia nos ofrecía una pantalla de 5 líneas de resolución, 2,4 pulgadas y 320×320 píxeles de resolución dónde el color brillaba por su ausencia. Has leído bien: con cinco líneas hace 17 años nos sobraba para comunicarnos y hasta para jugar.

Motorola V70

Motorola V70

Estamos en el año 2002 y, aunque no lo parezca, es un teléfono. hubo una época en la que las marcas se arriesgaban en el diseño, y Motorola era una de ellas. Un teléfono que quizá os dé la sensación de usar una pantalla redonda, pero nada más lejos de la realidad: es un efecto óptico debido al borde decorativo que tiene.

Una vez sorprendidos con el diseño, vemos que la pantalla tiene una resolución impresionante de 96×64 píxeles en la que gozaremos de 3 líneas de texto. Recapacita sobre la resolución de este teléfono y la que usa el dispositivo desde el que quizá nos estás leyendo querido lector.

Sony Ericsson T610

Sony Ericsson T610

Llegamos al año 2003. En aquella época Sony Ericsson presentó su T610 un teléfono de tan sólo 95 gramos, 2 megas de memoria de almacenamiento interno -olvidaos de SD- que contaba con cámara y una pantalla que tenía las siguientes especificaciones:

  • 1.8 pulgadas.
  • 128 x 160 píxeles de resolución.
  • 65.000 colores.
  • Tecnología STN.

Para la época era toda una revolución en casi todos los aspectos. Ese mismo año, y unos 6 meses después, ¿os recuerda a algo familiar en Sony Ericsson? Tuvimos en nuestras manos la evolución  de este dispositivo bajo el nombre de T630 en el que la pantalla pasaba a usar tecnología TFT. Que tiempos aquellos…

Motorola RAZR V3

Motorola RAZR V3

Nos encontramos en el año 2004. En Motorola decidieron que una pantalla no era suficiente, así que ni cortos ni perezosos nos brindaron un teléfono con dos pantallas… a color. Veamos las especificaciones que teníamos entre manos:

  • 2.2 pulgadas.
  • 176 x 220 píxeles de resolución.
  • 256.000 colores.
  • Tecnología TFT.

En la pantalla secundaría, que se encontraba en la tapa del teléfono, gozábamos de tecnología CSTN con una resolución de 96 x 80 píxeles junto a un abanico de 4096 colores.

Nokia N92

Nokia N92

Bien entrado el año 2005 Nokia presentó un teléfono que quizá sea poco conocido, pero que contaba con tecnologías que nos suenan un poco más a lo que solemos encontrar en los smartphones de hoy en día. Ya contaba con un sistema operativo “inteligente” encarnado en Symbian OS, dos pantallas y aquí la novedad: con dos cámaras. Hablando de las dos pantallas, el salto cualitativo es evidente con respecto a lo que se usaba en la época.

  • 2.8 pulgadas.
  • 240 x 320 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología TFT.

La pantalla secundaría contaba con un diámetro de 1 pulgada, resolución de 128 x 36 píxeles que alcanzaban la nada despreciable cantidad de 65.000 colores.

Apple iPhone

Apple iPhone

Saltamos al año 2007. En este año hubo una conmoción en la Fuerza móvil: apareció una marca que había tenido nula presencia en el universo de la telefonía móvil. Con su primer teléfono cambió la manera de entender estos dispositivos.

Hablamos del primer iPhone, un teléfono que no fue el primero en casi en nada, excepto en la manera de cambiar el cómo usábamos el teléfono. Puso todo patas arriba. Y tenía a una protagonista que destacaba sobre todo lo demás en él: la pantalla.

  • 3.5 pulgadas.
  • 320 x 480 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología TFT.
  • Pantalla táctil capacitiva.
  • Corning Gorilla Glass y tratamiento oleofóbico.

Nada de stylus, nada de botones, todo lo debíamos hacer tocando la pantalla del teléfono. Supuso un punto de inflexión en la industria, todos conocemos las consecuencias.

Samsung Omnia HD

Samsung Omnia HD

Una de las primeras respuestas serias al iPhone apareció en el año 2009. Samsung decidió robarle un poco el protagonismo al teléfono de Apple y nos brindó un teléfono con características bastantes avanzadas y hablando concretamente de la pantalla una tecnología poco conocida.

  • 3.7 pulgadas.
  • 360 x 640 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología AMOLED.
  • Pantalla táctil capacitiva.
  • Corning Gorilla Glass.

Has leído bien. AMOLED, una tecnología que hoy en día encontramos en todo tipo de dispositivos, hizo una de sus primeras apariciones en este smartphone de Samsung, con este teléfono se presentaba como alguien ha tener en cuenta en todo este universo de la telefonía.

Samsung Google Nexus S

Samsung Google Nexus S

Poco le costó a Samsung llamar la atención de Google, la que decidió que su siguiente Nexus lo fabricaría la compañía coreana. Puede que estemos ante uno de los Nexus que menos ruido hayan hecho, pero no quita que tuviera características que lo hicieran una delicia en su uso del día a día. En la pantalla, que es lo que nos interesa, se dio un paso más en la tecnología.

  • 4 pulgadas.
  • 480 x 800 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología Super AMOLED.
  • Multitouch.
  • Tratamiento oleofóbico.

Toda una declaración de las intenciones de Samsung en el mercado móvil, mejorando la tecnología AMOLED que sigue usándose a día de hoy. Un tipo de pantallas amadas y odiadas por igual, pero nadie dijo que había que caerle bien a todo el mundo.

LG Optimus 3D

LG Optimus 3D

Hemos alcanzado el año 2011, estamos en plena locura de las 3D. ¿Qué es eso de las 3D? Si hombre, esto que… para… bueno… ¿A quién le importa? Siguiendo con la temática, en esta fiebre por tener algún dispositivo con 3D, los smartphones no iban a ser menos. LG fue la arriesgada en el sector y optó por incorporar a su familia Optimus un modelo con pantalla 3D.

  • 4.3 pulgadas.
  • 480 x 800 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología LCD 3D.
  • Pantalla táctil capacitiva.
  • Corning Gorilla Glass.

Como la tecnología de la que hacía uso este teléfono, quedó relegado en el apartado de curiosidades tecnológicas que son recordadas cada X tiempo. Quizá algún día sea una pregunta de Saber y Ganar. “¿Qué teléfonos hicieron uso de la tecnología 3D en su pantalla?”. Tecnología 3D, ¿qué es eso?

Samsung Galaxy Note II

Samsung Galaxy Note II

Un año 2012 en el que ya teníamos Android bastante asentado, una marca empezaba a destacar sobre las demás. Como veníamos diciendo, Samsung estaba asentándose, vaya si lo hacía. Un año antes nos sorprendió a todos (además de rompernos los bolsillos) presentando al primer miembro de su familia Galaxy Note. Un teléfono que bastantes tomaron a risa por sus dimensiones, pero que se ha demostrado que el ser humano se adapta a todo.

Nos encontramos con la segunda generación de esta nueva familia de los Galaxy: el Note II, un teléfono que venía a demostrar que eso de tener una pantalla grande no era una locura.

  • 5.5 pulgadas.
  • 720 x 1280 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología Super AMOLED.
  • Multitouch y stylus.

Como vemos, ya encontramos características que hoy en día son muy comunes, tanto por el tamaño de la pantalla, la resolución y la tecnología AMOLED, gracias a la cual Samsung se estaba haciendo la reina de las pantallas.

LG G Flex

LG G Flex

Ya estando en el año 2013. Podríamos pensar que todo está inventado en términos de pantalla, ¿todo? Nada más lejos de la realidad. Este año LG nos dejó a bastantes con la boca abierta al presentarnos un teléfono curvo. Cuando hablamos de curvo no decimos sólo los bordes, el teléfono al completo es una curva. Cuando uno se arriesga, a veces nos encontramos con curiosas sorpresas como esta.

  • 6 pulgadas.
  • 720 x 1280 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología Curved P-OLED.
  • Pantalla capacitiva.
  • Multitouch.
  • Corning Gorilla Glass.

No contentos con este teléfono curvo, 2 años después nos brindaron un nuevo miembro de la familia G Flex, encarnado en el nuevo LG G Flex 2. Una vuelta de tuerca a una idea, que con el tiempo quedó en el abandono.

Yota YotaPhone 2

Yota Yotaphone 2

Si juntamos tecnología, rusos y todo ello regado de Android, ¿qué obtenemos? Pues un teléfono que nos ofrece dos pantallas. Hasta aquí quizá no creas que es nada revolucionario, pero si cada pantalla ocupa un lado del dispositivo y una de ellas es de tinta electrónica… Ya empieza a llamarte la atención, ¿verdad?

Pues estamos ante la segunda versión de un teléfono que no recibió toda la atención del sector, pero que si eres un poco “geek” estarás deseando ponerle las manos encima. Estamos hablando de un teléfono que en 2014 rondaba los 600€. Sin embargo, a día de hoy si buscas bien puedes llevarte una sorpresa. Sobre sus dos pantallas veamos qué nos ofrecía.

  • 5 pulgadas.
  • 1080 x 1920 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología AMOLED.
  • Pantalla capacitiva.
  • Multitouch.
  • Corning Gorilla Glass.

Si hablamos de la pantalla trasera, estamos ante una pantalla de tinta electrónica de 4,7 pulgadas, 540 x 960 píxeles de resolución y todo ello en escala de grises. Una delicia para leer libros, textos o webs, además de ofrecernos curiosas maneras de usar dicha pantalla. Un teléfono que nos tiene ganados a bastantes en la redacción de El Androide Libre.

Samsung Galaxy S6 Edge

Samsung Galaxy S6 Edge

Segundo intento de una pantalla curvada en los bordes por parte de Samsung. Después de un año 2014 un poco para olvidar, en este nuevo año 2015 tenían que recuperar la notoriedad que habían perdido. Qué mejor manera de hacerlo que presentando un teléfono con los dos bordes curvados, junto a un aspecto que enamora desde el primer vistazo.

  • 5.1 pulgadas.
  • 1440 x 2560 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología Super AMOLED.
  • Pantalla capacitiva.
  • Multitouch
  • Corning Gorilla Glass 4.
  • Pantalla de bordes curvados.

Si algo nos ha demostrado Samsung a lo largo de estos años es que en el terreno de las pantallas tienen un dominio por méritos propios. Además de ganarse de nuevo a los usuarios a base de dispositivos con unas pantallas que son un gusto para la vista.

Xiaomi Mi Mix

Xiaomi Mi Mix

A lo largo de este repaso sobre las pantallas hemos visto pantallas de todos los tamaños, resoluciones, gustos y colores. Sin embargo, a finales de 2016 llega Xiaomi y se saca de la manga (de Sharp concretamente) un teléfono sin bordes en la pantalla. En el mundo de la tecnología no puedes dar todo por sentado y, gracias a ellos, el concepto de pantalla sin bordes dio un paso hacia delante.

  • 6.4 pulgadas con una relación de aspecto 17:9.
  • 1080 x 2040 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología LCD IPS.
  • Pantalla capacitiva.
  • Multitouch.

Estamos ante un teléfono que visualmente es bonito a la vez que extraño. Llevamos muchos años acostumbrados a los bordes y de pronto nos los quitan. Un punto “negativo” es la delicadeza de este tipo de pantallas: la mayor superficie de pantalla implica mayor fragilidad ante los impactos. Bonito, distinto y delicado, esas tres palabras describen a este Smartphone.

LG G6

LG G6

En pleno MWC de 2017, LG nos presenta un smartphone con una propuesta de pantalla distinta a lo habitual. De hecho, gran parte de la presentación se basó en las virtudes de la pantalla que lleva el nuevo buque insignia de la firma coreana. Ya hemos visto otros intentos de LG por hacer algo distintivo en el mundo de las pantallas, y en este caso tuvieron la intención de sentar un precedente para convertirse en un estándar en las próximas generaciones.

  • 5.7 pulgadas con una relación de aspecto 18:9.
  • 1440 x 2880 píxeles de resolución.
  • 16 millones de colores.
  • Tecnología LCD IPS.
  • Pantalla capacitiva.
  • Multitouch.
  • Corning Gorilla Glass 3.
  • Dolby Vision/HDR10

LG ha apostado por una pantalla que nos ofrece una experiencia llamada FullVision Display. En dicha pantalla no habrá necesidad de recortar la imagen para mostrarla tal cual se grabó. Al ser justo una proporción 2:1, es equivalente a 18:9. Nos da la posibilidad de dividir la pantalla en partes iguales, lo que es un punto a favor en labores de multitarea, aunque LG ha sabido darle nuevos usos.

La entrada Cómo cambiaron las pantallas móviles del Nokia 3310 a la actualidad aparece primero en El Androide Libre.


Source: El Androide Libre

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *