Bixby1

Ya está aquí el nuevo Samsung Galaxy S8, un teléfono que destaca por ser “todo pantalla” e integrar su propio asistente, Bixby, del cual llevamos oyendo hablar desde que no era más que un experimento de Viv Labs.

Siguiendo la tendencia de los últimos meses, Samsung se ha subido a bordo del tren de los asistentes igual que lo hiciera hace años Apple con Siri, Google con Assistant o, más recientemente, HTC con Companion. El problema es que, precisamente, asistentes no es que nos falten. ¿Tiene sentido la llegada de otro más?

Es distinto, pero lo mismo

Bixby está intentando desmarcarse un poco del resto de asistentes enfocándose más como un modo de manejar el teléfono “sin manos” que a un rastreador de información en la web, pero a la hora de la verdad no hay diferencia entre Bixby y los demás. Un asistente es un asistente. Le pides que haga una cosa, y esperas que la haga.

Ya sea decirte si va a llover mañana en Albuquerque o enviar un SMS a tu madre, todos los asistentes aspiran a lo mismo, a ser ese intermediario que te permita manejar el teléfono sin manos y hacer tareas complejas solo por pedirlas. El único motivo por el que no lo hacen hasta ahora es por limitaciones técnicas. Igual que Samsung está trabajando en solventarlas, lo harán los demás.

Svoice S Voice, el abuelo de Bixby

Al usuario final le da lo mismo si el asistente es más “un buscador” o un atajo para realizar acciones en el móvil. Aunque no todos estemos puestos en tecnología y sepamos cómo funcionan las tripas de un asistente, todos aspiramos a conversar con ese asistente virtual inteligente que nos entiende y hace de todo por nosotros. Aun no estamos en ese punto, claro, pero todo se andará.

Y a la lista de viejos conocidos como Siri, Asistente, Alexa y Cortana se suman otros que están esperándote en Google Play para que les des una oportunidad, como Sherpa o Vita. Oímos con frecuencia eso de cómo el nuevo asistente de turno viene a revolucionar la interacción hombre-máquina y a llenar un hueco en nuestros androides, pero lo cierto es que opciones no nos faltan.

Por ahora, solo en inglés y coreano

Todo asistente que se precie debe entenderte y responderte de tal modo que les entiendas. Solo hay un problema: el idioma. Y se estima que hay entre 6.000 y 7.000 idiomas distintos a nivel mundial, cada uno con sus propias reglas, ortografía y gramática. Crear un asistente capaz de entender un gran número de idiomas es una tarea titánica.

Idiomas2 Idiomas mundiales por número de hablantes nativos (By Jroehl (Own work) [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons)

En el mundo cambiante de la tecnología, donde todo cambio debe ser probado antes de extenderse a nivel mundial, el soporte lingüistico no es una excepción. Ya hemos visto una y otra vez como el soporte para el inglés llega primero y el resto “más tarde”, pero a veces este más tarde se nos hace demasiado largo, como con Google Assistant, que un año después aun no ha aprendido a hablar español.

Bixby parece que no nos va a hacer esperar tanto. Por el momento es capaz de entender inglés y coreano, pero el español (de Estados Unidos, eso sí) nos llegará en un par de meses y otros idiomas se unirán más tarde. Ahora bien, es preciso recordar que no solo hay que tener en cuenta los idiomas, sino los acentos. Por ahora, Bixby solo habla inglés de Estados Unidos, por lo que británicos y australianos, por nombrar algunos, tendrán muchos problemas para entenderse con él.

Si no te gusta Bixby, te sobrará un botón.

El problema de que los Asistentes se estén volviendo cada vez más inteligentes es que es también más difícil adaptarlos para que entiendan más idiomas. No resulta ya cosa de incluir el idioma en el motor text-to-speech y en la síntesis de voz, sino en programar cómo entender el contexto y combinar conceptos en una única frase. Justo lo que nos están prometiendo todos los nuevos asistentes, Bixby incluido.

Y, si un asistente no te entiende, no sirve para nada. En dichos casos lo normal es ignorarle y seguir haciendo las tareas como siempre, a base de toques y escritura, pero en el caso del Galaxy S8 resulta algo más doloroso, pues tiene hasta un botón dedicado. Si no te gusta Bixby, te sobrará un botón.

Es perfecto… si usas todo de Samsung

Los asistentes necesitan tener acceso a básicamente todo lo que haces, y es en parte por este motivo por el que resultan tan atractivos para los desarrolladores. Para lograr saber cuándo es tu próxima cita, si es el cumpleaños de un compañero de trabajo o si debes llevar el paraguas, el asistente debe tener acceso a tu calendario, contactos e historial de ubicaciones.

De igual modo que Siri vive en el ecosistema de Apple y que Cortana se desenvuelve como pez en el agua en Windows, Android es territorio de Google. En general, la mayoría de usuarios de Android hacen uso de los servicios de Google para prácticamente todo: correo, contactos, búsquedas en la web… Te guste o no, Google ya sabe casi todo de ti, el Asistente lo único que tiene que hacer es consultarlo.

Bixby vive dentro de este ecosistema de Samsung, que no es precisamente el más popular hoy en día

Bixby, por su parte, se encuentra un poco en tierra de nadie. Aunque es Android, Samsung intenta diferenciarse de Google con una interfaz bastante cambiada, su propia tienda de Apps y algún que otro servicio que es “casi lo mismo que el de Google, pero propio”. Samsung incluye su propia aplicación de notas, calendario, correo y más, muchas de ellas basadas en la cuenta de Samsung.

El problema aquí es que Bixby vive dentro de este ecosistema de Samsung, que no es precisamente el más popular hoy en día. Es capaz de interactuar de forma increíble con muchas de las aplicaciones de Samsung preinstaladas, pero el resto de aplicaciones escapan de su control.

Bixbyapps Si no usas las aplicaciones de Samsung, esta ventana no tendrá qué mostrarte

Aunque más adelante Samsung presente su SDK para que los desarrolladores puedan preparar sus aplicaciones para interactuar con Bixby, ¿realmente se tomarán la molestia en hacerlo? Probablemente un puñado de ellos sí, pero como sigamos en esta dinámica por la cual cada compañía tiene su asistente, está claro que no todos los desarrolladores van a tener el tiempo y la paciencia para adaptar sus aplicaciones a todos ellos. Con frecuencia tendrán que apostar solo a un caballo, y el caballo que tiene las de ganar es el de Google.

No es una situación desesperada -por ahora- pero este es sin duda uno de los mayores retos de Bixby. Siendo la interacción con otras aplicaciones uno de sus puntos fuertes, Samsung deberá convencer a los desarrolladores de las ventajas de adaptar sus aplicaciones a un asistente que, por ahora, solo está disponible en un modelo concreto de una marca concreta.

¿Tiene sentido Bixby?

Así pues, ¿tiene sentido la existencia de un asistente más? Desde la perspectiva de Samsung, sí, por supuesto. En el mundo ideal imaginado por su departamento de márketing, todos aquellos que tienen un Galaxy S8 usarán activamente todos los servicios de Samsung, aplicaciones de Samsung, y tendrán su casa llenas de dispositivos conectados de Samsung. Bixby será el enlace perfecto entre todos ellos.

Desde la perspectiva del usuario final, sin embargo, la respuesta es más complicada. Bixby seguirá siendo útil aunque te diferencies mucho del mundo ideal descrito en el párrafo anterior. Seguirá mostrándote una ventana con información, seguirá respondiéndote a preguntas y seguirá analizando imágenes con Bixby Vision, pero probablemente no te emocione más que la aplicación de la calculadora o de la linterna. Simplemente es algo que está ahí.

Quien logre hacerse con el asistente definitivo se hará con la llave para un conocimiento de sus usuarios sin precedentes

Tal y como comentaba en otro artículo, personalmente preferiría que los esfuerzos en crear asistentes inteligentes fueran combinados y no paralelos, pero no se puede culpar a Samsung por probar suerte. Quien logre hacerse con el asistente definitivo se hará con la llave para un conocimiento de sus usuarios sin precedentes, y es una lucha en la que Samsung está decidido a participar.

Ahora bien, las cartas que tiene Bixby en su haber no son las mejores para lograr convertirse en el rey de los asistentes, pero todo es posible en este punto. Desde Samsung ya nos avisan de que Bixby supone los primeros pasos en este mundillo, y si Google sigue siendo tan lento ampliando la lista de idiomas soportados en su asistente, puede pasar de todo. Todo es cuestión de cuántos recursos va a invertir en Bixby y si seguirán mejorándolo, como prometen.

Por el momento, al menos siempre nos quedará el consuelo de que Bixby y el Asistente de Google conviven en paz y armonía en el Galaxy S8. Quién sabe, a lo mejor acaban haciéndose amigos y todo.

En Xataka | Bixby, el asistente de los Galaxy S8, no es como Siri, Alexa, Cortana o Google Now, y no quiere serlo


La noticia

Bixby llega de la mano de los Galaxy S8, ¿tiene sentido otro asistente virtual?

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por
Iván Ramírez

.


Source: Xataka Android

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *